PATIO es un estudio de arquitectura basado en la Ciudad de Córdoba, que nace de la mano de Pablo Danna y Federico Romano, dos arquitectos profundamente apasionados y poéticos.

A diferencia de otros proyectos, PATIO tenía un concepto sofisticado y leal a la ideología de arquitectura que llevaría el estudio. Nuestro trabajo fue simplificar el concepto y hacer lo posible para poder transmitirlo desde el concepto.

La mayoría de las construcciones tradicionales entienden como patio a los metros no cubiertos de una obra, el lugar del fondo, donde en lo posible podría ir una pileta o algo de verde.

Sin embargo desde la interpretación de Pablo y Federico, los patios son lugares mucho más importantes en una obra.

Conexión y diversidad. Para esta identidad optamos por un sistema abierto, versátil en el cual su ISO varíe lo suficiente como para mostrar los cambios entre proyectos, pero que a su vez, exista una libertad propia del concepto.

El desafío fue hacer que una identidad dinámica Mantega la limpieza y pureza propia del estilo de arquitectura que propone el estudio.

No existen los espacios en blanco. Cada metro de una obra es importante por igual. No hay olvidos ni secundarios. Todo se conecta entre sí, el afuera con el adentro, el adentro con el adentro y el afuera con el afuera.
PATIO es un estudio de arquitectura basado en la Ciudad de Córdoba, que nace de la mano de Pablo Danna y Federico Romano, dos arquitectos profundamente apasionados y poéticos.

A diferencia de otros proyectos, PATIO tenía un concepto sofisticado y leal a la ideología de arquitectura que llevaría el estudio. Nuestro trabajo fue simplificar el concepto y hacer lo posible para poder transmitirlo desde el concepto.

La mayoría de las construcciones tradicionales entienden como patio a los metros no cubiertos de una obra, el lugar del fondo, donde en lo posible podría ir una pileta o algo de verde.

Sin embargo desde la interpretación de Pablo y Federico, los patios son lugares mucho más importantes en una obra.

Conexión y diversidad. Para esta identidad optamos por un sistema abierto, versátil en el cual su ISO varíe lo suficiente como para mostrar los cambios entre proyectos, pero que a su vez, exista una libertad propia del concepto.

El desafío fue hacer que una identidad dinámica Mantega la limpieza y pureza propia del estilo de arquitectura que propone el estudio.

No existen los espacios en blanco. Cada metro de una obra es importante por igual. No hay olvidos ni secundarios. Todo se conecta entre sí, el afuera con el adentro, el adentro con el adentro y el afuera con el afuera.

MORE PROJECTS