Hojear el LOGO MODERNISM de tupé es un hábito que probablemente todos los que tengan este enorme y pesado libro de Branding lo hagan mientras esperan que se caliente el agua del mate o ante la verborrágica exposición de un compañero frente a un nuevo concepto. Es que cada vez que se acude a él, el problema es diferente y por ende, el hallazgo también lo es, incluso sin buscar nada, algo encontrarás.
Para los que no lo conocen, estamos hablando de un libro muy grande que agrupa más de 6000 logotipos diseñados entre 1940 y 1980 por diseñadores de todas partes del mundo.
Inspirados en todo esto, decimos hacer una recopilación de proyectos hechos en el estudio desde sus inicios hasta la actualidad, presentados de la misma manera que en el libro. Muchos de estos proyectos se hicieron en una época previa a Instagram y en computadoras que cuando las prendés, el antivirus en Español te advierte que todo va a salir mal. Este dato no es menor, pensar que somos los últimos de la década del 80 y que en ese momento asumía Menem es escalofriante.
Volviendo al proyecto, podríamos decir que se trata de una especie de homenaje, aunque en realidad, pensándolo bien, es una presentación más completa de lo que paso y pasa todos los días en PAZ. Nuestro estudio siempre tuvo una estructura muy chiquita, y es por eso que presentar los casos luego de terminarlos muchas veces es imposible, ya sea por falta de recursos o por sobre todas las cosas, falta de tiempo.
Nos encantaría tener un sitio web moderno y super actualizado, con fotos reales de los proyectos de packaging, o pulidos mockups o animaciones explicativas pero la realidad es que dependemos de Adobe, y a decir verdad, tampoco esta tan mal.
Estos 76 logotipos presentados de manera aleatoria y sin ningún criterio nos dejo otro dato conmovedor. Si dividimos la cantidad de proyectos en los años del estudio, podemos decir que aproximadamente hicimos un proyecto de diseño de identidad por mes, sin pausas, ni vacaciones durante 5 años seguidos. Esto explica bastante los desordenes psicológicos, los dolores de espalda y el porque aveces tardamos un día en escuchar un mensaje de audio de Whatsapp. Lo peor de todo, es que 76 es la parte del iceberg que se ve.
Dicen que para entender el futuro, primero hay que entender el pasado, y viendo esta mezcla de recursos y técnicas, ante la pregunta de ¿Cómo sigue todo esto? La respuesta es, no tenemos la menor idea. La verdad es que nunca supimos lo que puede pasar cuando un proyecto comienza en PAZ y eso es algo bastante motivador. Lo único que podemos asegurar es que seguiremos defendiendo el concepto por sobre todas las cosas y que trabajaremos mucho en la forma de contarlo.
Solo nos queda agradecer a todas las personas que eligieron trabajar con nosotros, a los que hicieron mucho dinero y a los que se clavaron, y los que están a esta altura de este texto esperando conocer un poco más del trasfondo de PAZ.
Estamos locos por esto, cada uno de estos logos fue toda una situación para nosotros y somos como padres orgullosos, algunos serán muy buenos y otros no, pero los queremos y respetamos a todos por igual. 
Elegí el que más te gusta, no ganarás nada, pero elegir esta buenísimo.

MORE PROJECTS